Es hora de ser más feliz

Descubre cómo

La gente suele decir que pintar es un incordio. Pero lo que la gente no sabía (hasta ahora) es que pintar, en realidad, nos hace más felices. Por fin la ciencia lo ha comprobado.
Gracias a este experimento hemos descubierto que durante y después de pintar nos relajamos, nos concentramos y conseguimos sentirnos más satisfechos. Pintar ya no es lo que era: pintar es vivir. ¡Pinta la vida!

La ciencia ha hablado. ¡Anímate a pintar tu hogar!
Tu cerebro te dará las gracias: te sentirás más relajado, concentrado y satisfecho. Te sentirás más feliz.

Un proyecto de